Findeter 2015
Desarrollado por Enablon Publisher

Página principal Situación de la Economía Colombiana

Producto Interno Bruto Cargando...

En el contexto de desaceleración mundial que se vive en el 2015, las cifras colombianas son exitosas.  A pesar de la fuerte reducción del precio del petróleo y su impacto sobre las exportaciones y las cuentas fiscales, el crecimiento de Colombia será superior al promedio de América Latina, de acuerdo con la CEPAL, el país estará por encima de Perú (2,8%), México (2,5%), Chile (2,0%), Argentina (2,0%).

La solidez de la economía colombiana se fundamenta en importantes transformaciones en lo económico, político y social, se destaca la buena posición que ha venido adquiriendo el país en la región e internacionalmente, el mayor avance en las obras civiles, la buena dinámica del consumo de los hogares y la recuperación de la tasa de cambio, entre otros. De otro lado, pesaron desfavorablemente la fuerte disminución en los precios de los commodities y la baja dinámica de la economía mundial.

Según datos del DANE, en el primer semestre de 2015, la economía colombiana creció 2,9%, muy por debajo del 3,8% registrado en el semestre previo, la desaceleración se debió principalmente a un menor crecimiento de la demanda interna, pero especialmente de la inversión fija y del gasto público, mientras que las exportaciones netas redujeron significativamente su aporte negativo al crecimiento del PIB. La inversión fija que había sido uno de los principales motores de la economía local en 2014, fue el componente de la demanda interna que más se desaceleró, afectada en gran parte por los recortes de inversión de capital de las empresas del sector petrolero, y en menor medida, por la mayor carga impositiva que surgió luego de la reforma tributaria de finales del 2014.

La depreciación del peso colombiano, que ha afectado la importación de bienes de capital, y el agotamiento de los programas gubernamentales de estímulo a la construcción de vivienda de hace casi 3 años, también han contribuido a la desaceleración de este componente. En contraste, el buen comportamiento de la inversión en obras civiles contribuyó a compensar parte de la desaceleración de la mayoría de los subcomponentes de la inversión.

Para el segundo semestre del año, los resultados muestran que el cierre del 2015 será bajo un panorama turbulento y que la economía terminará enfrentándose a diversos factores externos e internos. Dentro de los factores externos se evidencia la dependencia  del sector externo a los ingresos petroleros y serias falencias en materia de competitividad que afectan la economía en el contexto internacional. A nivel interno, el fenómeno del niño sorprendió por su intensidad y duración generando un alza en el precio de los alimentos.
14150236742_208e83d8e9_z.jpg Fuente: Fotografía Oficial Ministerio de Hacienda y Crédito Público / Emilio Aparicio Rodríguez - COMH
15730071491_8bfd78622d_z.jpg Fuente: Fotografía Oficial Ministerio de Hacienda y Crédito Público / Emilio Aparicio Rodríguez - COMH
10107649914_0898f417b1_z.jpg Fuente: Fotografía Oficial Ministerio de Hacienda y Crédito Público / Emilio Aparicio Rodríguez - COMH
A pesar del panorama, la economía colombiana alcanzó un crecimiento del 3,2% al tercer trimestre del 2015, con relación al mismo trimestre del 2014. Por el lado de la oferta, los mayores crecimientos se presentaron en las siguientes actividades: comercio (4,8%), agricultura (4,5%) y establecimientos financieros (4,3%). Por su parte, la actividad que registro el único decrecimiento fue la explotación de minas y canteras con (-1,1%).
Por el lado de la demanda, los componentes del PIB presentaron las siguientes variaciones en el tercer trimestre de 2015 respecto al mismo periodo de 2014: 3,4% en el gasto de consumo final, 1,0% en la formación bruta de capital, -0,7% en las exportaciones y 0,6% en las importaciones.
* (Proyección 2015 según Banco de la República)
Fuente: DANE.

La proyección de crecimiento del PIB para el 2015 es de 2,7% para el Banco de la República y del 2,8% para algunos analistas que ven en la caída del petróleo menores ingresos para el gasto público. El panorama es incierto para el 2016 y dependerá en gran parte del comportamiento de los precios del petróleo, la reducción de las inversiones en el sector petrolero, el estrecho margen fiscal del gobierno por cuenta de la disminución de la renta petrolera, los incrementos en las tasas de interés y la continuidad e intensidad del fenómeno del Niño. Sin embargo, algunos aspectos positivos ayudarán a que la economía en el 2016, tenga un crecimiento por encima de 2,0% como es la reapertura de la Refinería de Ecopetrol, el PIPE 2.0, las inversiones en los proyectos 4G y una mejor posición competitiva por cuenta de la devaluación del tipo de cambio.